Rutinas Método Tábata: Qué son y cuáles son sus beneficios

Si buscas quemar calorías y adelgazar y eres de los que dicen que no tienen tiempo para hacer actividad física, las rutinas Tábata son probablemente la forma perfecta de lograrlo.

Por ello, en este artículo te contaremos qué son las rutinas Tabata y cuáles son sus grandes beneficios.

 

Protocolo Tábata: ¿Qué es?

En el año 1996, el Dr. Izumi Tábata, realiza una interesante investigación de un protocolo de entrenamiento interválico de alta intensidad, así nacieron las rutinas Tábata.

 

La investigación del Dr. Tábata fue realizada en dos grupos que realizaron dos protocolos de entrenamiento diferentes por 6 semanas.

Uno de los grupos, fue sometido a un duro ejercicio en el que pedaleaban intensamente  en una bicicleta estática durante periodos de 20 segundos, con intervalos de 10 segundos de descanso, durante cuatro minutos 4 veces a la semana (protocolo Tábata). Un 5º día a la semana los participantes realizaban 30 minutos de rodaje moderado y 4 sets de 20-10.

 

Vale destacar que los intervalos intensos del protocolo Tábata, eran realmente intensos: 170% del VO2max de cada participante.

El otro grupo entrenó a una intensidad moderada y continua (60 minutos 5 veces por semana).

 

El Dr. Tábata y el resto de los investigadores, observaron que en el grupo que realizó el protocolo Tabata tuvo incrementos del VO2max y un incremento en la capacidad anaeróbica del 28%. El grupo que entrenó a intensidades moderadas, no tuvo mejoras en la capacidad anaeróbica pero si de su VO2max.

 

 

¿Qué es el V02max?

 

La capacidad aeróbica, también conocida como VO2max,  consumo máximo de oxígeno, o capacidad aeróbica máxima, es la capacidad del cuerpo humano para transportar y usar oxígeno para producir energía  en un período de tiempo determinado.

 

Es un concepto importante a tener en cuenta, ya que influencia en buena parte, que tan rápidos podemos ser como corredores y cuantos kilómetros podemos correr antes de llegar al agotamiento.

 

Básicamente, cuando corremos, nuestros músculos necesitan del oxígeno que respiramos para poder funcionar, este oxígeno llega a los músculos a través de la sangre oxigenada que sale de nuestros pulmones.

 

Cuando mayor es la intensidad con la que corremos, mas oxígeno necesitarán nuestros músculos, pero si continuamos corriendo a esta intensidad, en determinado momento, el volumen de oxígeno utilizado dejará de aumentar, simplemente porque hemos llegado a nuestra capacidad aeróbica o consumo máximo de oxígeno.

 

Por ello, cuanto mas alta sea nuestra capacidad aeróbica, mas posibilidades tendremos de correr a  una mayor velocidad, mayores distancias y con menos esfuerzo.