NOTICIAS

ENTRENAR EN INVIERNO

 

Octubre: el reloj aún no marca las 06:00 AM y ya se puede observar por las calles de nuestra capital muchos runners entrenando y preparándose para alguna competencia. Y es que desde hace algunos años este fenómeno del running viene creciendo sostenidamente, consolidándose según las últimas encuestas realizadas por el MINDEP como el segundo deporte más realizado en Chile, no solo en cuanto a la calidad y a la participación, sino que también en preparación, tecnificación y profesionalización.

¿Pero que ocurre durante los meses de invierno? ¿Se mantiene esta rigurosidad por entrenar?

  

Las claves que explican la consolidación de esta disciplina deportiva son: facilidad para practicarlo, bajo costo y sencilla ejecución técnica, ya que, bastan simplemente un par de buenas zapatillas y romper la inercia inicial de moverse (posteriormente serán las propias endorfinas, sustancias secretadas en forma natural por el organismo que generan placer y bienestar, las encargadas de mantener y potenciar esta inercia.

Tomando en cuenta los resultados de la última encuesta sobre hábitos y actividad física realizada por el IND en el año 2012, más del 60% de las personas que realizan ejercicio físico lo hacen en lugares públicos cerrados o abiertos. Por tanto no es menor el tema de la temperatura. Entrenar a partir de las 6 am en invierno es una complicación no solo por la temperatura, sino por el aire.

Pero esencialmente durante el verano hay una mayor disposición de tiempo, tanto por las menores cargas laborales, como por el mejor aprovechamiento de la luz del día, lo que además favorece el estado de ánimo. La evidencia científica nos demuestra que la luz influye en el estado de ánimo de todas las personas. Sabemos, entre otras cosas, que el descenso de horas de luz aumenta las sensaciones de relajación: la tranquilidad y la calma, pero también la melancolía y la tristeza. Y también hay evidencias de que el aumento de claridad contribuye a la activación, tanto en su sentido positivo (alegría) como negativo (ansiedad). Por lo tanto salir a correr actuaría como benefactor de estas situaciones.

Otro tipo de investigaciones que avalan la influencia de este factor son las que estudian la relación de los cambios de estación en nuestro estado emocional y afectivo. La cronoterapia, ha ido mostrando que las variaciones lumínicas y de temperatura son decisivas incluso en el medio urbano. Por ejemplo en ciudades como Nueva York, se observó que la mitad de las personas analizadas perdía parte de sus energías en otoño y en invierno, el 47% ganaba peso en ese periodo, un 31% dormía más y otro 31% perdía interés en las actividades sociales y deportivas. Entre los encuestados que declararon cierta disminución de la energía en determinada época del año, aproximadamente el 50% la refirieron al otoño y al invierno y sólo un 12% se sentía así en verano.

Este fenómeno es lo que se ha llamado trastorno afectivo estacional (TAE). Este síndrome, que suele aparecer entre finales de otoño y principios de invierno y que acostumbra a durar hasta la primavera siguiente, se caracteriza por un estado de depresión y letargo. El TAE parece tener relación con la necesidad de hidratos de carbono en el organismo: los afectados sufren ataques episódicos de depresión combinados con un ansia de consumir hidratos de carbono. A pesar de que duerman mucho sienten que su sueño no ha sido completamente reparador. Se sienten somnolientos a lo largo del día y por eso notan dificultades para concentrarse. Pero en cuanto llega la primavera, aumentan las temperaturas y se genera más luz solar, vuelven a recuperar las energías y la creatividad –al mismo tiempo que disminuye su ansia por los hidratos de carbono–.

Por lo tanto, da la sensación que durante el verano, pueden producirse los mejores espacios para aumentar las distancias y el volumen de entrenamiento, por ello es que durante el invierno deberíamos, en lo posible, recrear las sensaciones y el ambiente que se produce durante el verano para no decaer en nuestro entrenamiento.

 

 

 

 Rodrigo A. Cauas E.

Coach-Psicólogo Deportivo Clínica Las Condes

Director General EMD Psicología & Coaching Deportivo

rodrigocauas@emd.cl

CONTACTO



Teléfono: +56 22 248 0631

Mail: Info@maratondesantiago.cl