Duilio de Lapeyra se prepara para los 21K del eMDS2017

Maratonista tuvo un grave accidente cuando participaba de una carrera benéfica para la Teletón

duilio

 

El deportista vuelve a participar en el Entel Maratón de Santiago, un evento que lo ha motivado a seguir adelante.

 

Duilio de Lapeyra (40) es ingeniero comercial y maratonista. Su nombre se hizo conocido no por los miles de kilómetros recorridos que acumula en el cuerpo, sino que por un lamentable y dramático accidente de tránsito ocurrido a finales del 2012.

Duilio y un grupo de amigos se reunieron para correr de manera benéfica en el evento “130 Puro Corazón”, que buscaba reunir aportes para la Teletón, cuando en el kilómetro 7,5 de la ruta 78 fueron impactados por un automóvil, cuyo conductor se encontraba en estado de ebriedad. Fallecieron tres de sus amigos. Él y otro corredor, resultaron con lesiones de extrema gravedad.

Contra todo pronóstico, este fanático del deporte se logró rehabilitar, y aunque es un proceso que continua, cuenta con mucho orgullo que dejó su bastón de apoyo en junio del 2016 y hace seis meses volvió a los entrenamientos que combina entre trekking, nado y spinning.

“Hago poco trote en calle porque me da un poco de miedo. Voy con mi bastón scooter a entrenar a lugares alejados, donde casi no haya gente. Todavía me da un poco de pudor, son tonteras, pero quizá es parte de la rehabilitación”, detalla.

Duilio estuvo un año en rehabilitación en Teletón, siete meses en silla de ruedas y más de dos años con muletas, para luego dar paso al bastón. Aunque presenta dolor crónico, cuenta que este largo proceso para salir adelante, fue motivado junto a su mujer, Susana y sus hijos Francisca (16), Ignacia (14) y Duilio (8).

Como parte de su recuperación, el 2015 se inscribió en los 21K del eMDS. Los caminó junto a su esposa y un grupo de amigos. El 2016 hizo lo mismo en los 10K, pero ahora con un trote suave. Cruzó la meta luego de 1 hora 17 minutos.

“Me inscribí de puro patuo’, pero nunca mi intención ha sido participar por un tiempo, sino que, por la motivación de ser parte de esta fiesta, así que pensé ¿por qué no podría hacerlo? Tuve una participación digna (ríe) y lo mejor, y todavía me emociono, durante todo el recorrido la gente me iba apoyando y, de hecho, muchos se fueron junto a mí disminuyendo su tiempo, por que prefirieron acompañarme. Me sentí súper respaldado”, relata muy emocionado este apasionado maratonista, quien nunca se dio por vencido durante su rehabilitación, al punto de estudiar un MBA con mención en Finanzas durante el proceso de volver a hacer deporte.

“El Maratón de Santiago es más que una carrera: es un ícono y parte del patrimonio de Chile. Que se movilicen miles de personas por el deporte, no sé qué otra cosa más lo hace. Hoy poder participar en él es súper importante, es sentirme que no ‘cagué’… no sé con qué otra palabra decirlo. Porque después del accidente vi el maratón por la tele y pensé que nunca más volvería a participar”, cuenta este deportista que previo a su accidente corrió el eMDS 2008 en los 21K y luego 2009 hasta el 2012, los 42K.

“Para este maratón inventé un ‘bastón móvil’ que fue inspirado por el scooter de mi hijo, así que espero poder mantener el ritmo sin sobrecagar la pierna más débil”, comenta con entusiasmo.

Para el 2018 tiene su próximo desafío es “Corriendo sin límites” que es volver a participar en el Ultra Trail du Mont Blanc, recorrido que hizo justo un año antes del accidente. Para eso, este 2017 ya tiene varias carreras en su agenda para sumar puntos y poder entrar en el selecto listado del evento trail, el cual aparece como una nueva prueba para este ejemplar deportistas, que con pasión y constancia quiere seguir demostrando que, para correr, no existen límites.